Todo apunta a que nos espera una subida constante del coste de la electricidad. Según el Ministerio de Industria, el recibo de la luz ha aumentado un 71% en los últimos 10 años y la tendencia no se espera que cambie.

Ante esta situación y con una situación económica todavía crítica el ahorro de energía se ha convertido en una necesidad. La instalación de contadores inteligentes por parte de las compañías eléctricas y la facturación por horas es un paso para conocer el consumo y tener la opción de consumir en las horas de menor coste, pero este nuevo sistema de facturación está lejos de entenderse como una medida de ahorro.

Si queremos ahorrar energía modificando nuestros hábitos de consumo o cambiando a dispositivos más eficientes, tenemos que tener información certera sobre los puntos de consumo.

Medidor eléctrico

Si queremos hacer una reducción drástica nos tenemos que plantear una rehabilitación energética de nuestro inmueble, parcial o total.

Ahorro energético cambio de ventanas

¿Qué perfil de consumo energético tengo?

Antes de modificar hábitos de consumo eléctrico conviene saber cual es nuestro perfil de consumo eléctrico.  Para ello nos podemos apoyar en los medidores de consumo eléctrico, que nos proporcionaran este tipo de información.

Los medidores de consumo individual con un sensor que se conecta al enchufe y miden el consumo del dispositivo que tengamos conectado en esa toma. Permiten saber cuánto consume un dispositivo concreto.

Los medidores de consumo global permiten saber cuanta energía consumimos en la vivienda en cada momento. En este caso el sensor se conecta a la instalación eléctrica y la información se muestra en un monitor inalámbrico o bien en nuestro ordenador, teléfono o tablet. La información que proporciona este tipo de medidores permite establecer el perfil de consumo eléctrico.

Website Comments

Deja un comentario