Cuando planteamos la instalación de un sistema de energías renovables, siempre preocupa la rentabilidad de la misma. No sólo la económica, sino también la técnica. La energía solar sigue el mismo patrón de análisis que el resto de renovables, por eso en este blog queremos analizar si es rentable la energía solar térmica.

La viabilidad económica y técnica irán muy estrechamente ligadas, ya que la ubicación de las placas solares y de la sala técnica, influye en el impacto económico del conjunto.

Viabilidad técnica y económica de la energía solar térmica

Por este motivo de relación directa entre estos dos conceptos, tenemos que seguir un orden adecuado en los estudios de viabilidad: primero el aspecto técnico y luego el económico.

En la viabilidad técnica, tenemos que analizar cuánto espacio tenemos disponible y cómo optimizarlo al máximo para que todos los componentes del conjunto de la instalación de energía solar térmica puedan ofrecernos el máximo rendimiento.

Una vez fijados estos aspectos, la rentabilidad de la instalación solar viene dada por cuánto tardamos en amortizar la misma. A mayor uso de la instalación, más rentable es, ya que el ahorro de consumo que producimos es proporcionalmente mayor.

Ejemplo de rentabilidad de la energía solar térmica

Desde SolarWeb, nos ofrecen el siguiente ejemplo de rentabilidad de una instalación de energía solar térmica.

Disponemos de calefacción por suelo radiante en una vivienda y de una piscina de verano. Durante el invierno, la instalación solar térmica producirá energía para el agua caliente sanitaria y la calefacción de la vivienda. Durante el verano, la calefacción estará apagada y la energía que se produzca se utilizará para calentar la piscina y así prolongar la temporada de baño, además de calentar también el agua caliente de duchas, grifos…

Como puede ver esta instalación está en uso todo el año, por lo que estará continuamente ahorrándole energía y dinero.

Una instalación como la expuesta anteriormente puede tardar en amortizarse entre 5 y 8 años. A partir de ese momento empezará a ganar dinero con su instalación.

Tras este ejemplo y los datos de años para amortizar, queda demostrada la rentabilidad de la energía solar térmica dentro del sector residencial.

Deja un comentario