Según el Gobierno, la inversión en construcción aumentará el doble de lo previsto en abril, es decir, a ritmos del 4% entre 2017 y 2020. En las previsiones de crecimiento para 2017, 2018 y 2019, se ha revelado que la construcción volverá a ser una aliada de la recuperación de los próximos años.

Los cálculos de abril del 2017 que se han dado a conocer, se expone un crecimiento económico del 2,7% para 2017, del 2,5% para 2018 y del 2,4% para 2019 y 2020. En el cual la inversión en construcción aumenta un 2,1% este año, un 2,2% en 2018, un 3% en 2019 y un 3,4% en 2020.

Estos datos suponen un giro de 180º en la participación del sector de la construcción en el PIB. El sector de la edificación fue un lastre para el Producto Interior Bruto español durante 25 trimestres consecutivos, los transcurridos desde el arranque de 2008 hasta el segundo trimestre de 2014.

Pero desde comienzos de 2017, ha sido creciente el protagonismo de la construcción, con un crecimiento interanual del 3%. Según el Instituto Nacional de Estadística

La inversión en construcción aumenta 1,1 puntos su tasa anual, pasando del 1,9% al 3%, como consecuencia del comportamiento agregado de la inversión en vivienda y de la inversión en ingeniería civil y otras construcciones

Mientras, el Banco de España, traslada sus buenas espectativas con un balance previo del segundo rimestre del año:

La inversión en construcción podría haber acentuado también el tono positivo mostrado en el primer trimestre, de acuerdo con la información procedente de los indicadores contemporáneos.

¿Será este auge de la construcción un comienzo de una nueva era más sostenible dentro del sector?

Deja un comentario