La Comisión Europea ha publicado un informe con la evaluación de los programas de política de cohesión, centrándose en el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo de Cohesión (FC).

El informe analiza la inversión en eficiencia energética en edificios públicos y residenciales apoyados por los citados fondos durante el período de programación 2007-2013.

La eficiencia energética en los edificios públicos y residenciales fue una nueva área para la inversión para muchos programas; y la posibilidad de reasignar fondos para esta actividad, se incrementó como resultado de los cambios legislativos durante el período de programación.

Las conclusiones generales basadas en las implicaciones políticas son los siguientes:

  • Hay una necesidad de programas operativos para establecer un fundamento claro, tener en cuenta el contexto más amplio de la política de eficiencia energética, incluyendo la escala de las ambiciones y los tipos de mecanismos de apoyo nacionales y regionales de financiación disponibles.
  • La elección del mecanismo de intervención debe ser cuidadosamente considerada, y con el apoyo de una justificación clara.
  • Las autoridades del programa deberían analizar los préstamos y otros mecanismos como un medio más rentable de apoyo a la eficiencia energética.
  • Una cuidadosa atención debe prestarse a proyectar criterios de selección con el fin de maximizar la eficacia de la financiación para los objetivos estratégicos, y para evitar el riesgo de incentivos perversos creados por los criterios de diseño deficientes.
  • Medidas de apoyo (tales como la facilitación para los propietarios, y la creación de capacidad, capacitación y campañas de información) pueden jugar un papel importante, sobre todo cuando los tipos de intervención puestos a disposición son nuevos en el Estado miembro o región.
  • Las competencias de las autoridades responsables del programa en el ámbito de la inversión en eficiencia energética deben ser reforzadas; deben garantizar (a través del reclutamiento, entrenamiento, o el uso de recursos externos) que puedan definir el nivel adecuado de comprensión de la inversión en eficiencia energética en los edificios y su contexto.
  • El uso de auditorías de eficiencia energética debe ser la norma para la inversión en este ámbito.
  • Las especificidades culturales, las respuestas de comportamiento potenciales, y los incentivos creados por el diseño de intervenciones son muy importantes para el éxito y el impacto de las mismas, y deben considerarse cuidadosamente en el diseño del programa.
  • Una buena comunicación entre organismos es importante, en particular entre las autoridades de gestión y los organismos responsables de la política energética, con el fin de asegurar que la aplicación de la política de cohesión y objetivos de la política de eficiencia energética se refuerzan mutuamente.

Para descargar el informe, visite la página web correspondiente de la Comisión Europea en el siguiente enlace.

Deja un comentario