Desde el 2013 el certificado de eficiencia energética es un documento que debe poseer cada inmueble para poder venderlo o alquilarlo, según la normativa vigente y siempre con ciertas excepciones.

Debe estar hecho por un profesional cualificado que presentará este documento en Registro y al usuario se le entregará una copia de toda la documentación, ¿cómo podemos entenderla?

Descomposición de un certificado de eficiencia energética

En el certificado de eficiencia energética se resumen todos los datos recogidos por el técnico durante la visita: situación, orientación, superficie, envolvente térmica, instalaciones, etc.

En la primera página se recogen los datos generales del inmueble, los datos del técnico que ha realizado la certificación y la calificación energética del inmueble. Esta calificación se expresa con letras comprendidas entre la A y la G según la eficiencia energética calculada por el técnico, expresada en emisiones de dióxido de carbono.

Los cálculos para llegar a esta clasificación se quedan reflejados en las siguientes páginas del informe, donde se tratan desde las características técnicas energéticas del edificio hasta las recomendaciones

  • Anexo I. Descripción de las características energéticas del edificio. Como su nombre indica, se desarrollan las características del inmueble desde un punto de vista energético.

La envolvente térmica: definición de los cerramientos, ventanas, vidrios, suelos y techos, en sus aspectos técnicos y energéticos.

Las instalaciones térmicas: se definen el tipo de instalación generadora de agua caliente, calefacción y refrigeración.

Sólo para edificios terciarios: en estos casos hay que añadir las instalaciones de iluminación y las condiciones de ocupación y funcionamiento.

  • Anexo II. Calificación energética del edificio: en este apartado se desarrolla la calificación energética de cada parte.

La calificación energética de edificio: es la global de edificio, vivienda o local que aparece en el certificado de eficiencia energética. Con ella se establece la eficiencia energética en base a las emisiones de dióxido de carbono.

La calificación parcial de la demanda energética: la energía de consumo necesaria para que el espacio interior tenga unas características medias de confort.

La calificación parcial del consumo de energía primaria: cantidad de energía consumida para el correcto funcionamiento del edificio. Indica el gasto económico del inmueble en su funcionamiento.

  • Anexo III. Recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética: se desarrollan una serie de posibles mejoras para el inmueble, aconsejadas por el técnico certificador, que aumentarían la eficiencia y calificación energética del inmueble.
  • Anexo IV. Pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico certificador: se describen las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo por el técnico certificador durante la visita al inmueble.

Deja un comentario