Con el auge de las energías renovables se ha puesto de manifiesto el gran potencial que tienen algunos tipos de energía que hasta el momento no eran ni tan conocidas ni tan utilizadas como otra s energías renovables más clásicas como la eólica o la solar. Entre ellas se encuentra la energía geotérmica.

Energía geotérmica, ¿qué es?

La energía geotérmica consiste en la generación de energía a partir del calor que existe en los diferentes estratos de la tierra, es decir, del existente en el subsuelo por almacenamiento de la temperatura al incidir los rayos del sol sobre la tierra.

En torno a los 12 metros de profundidad terrestre, la temperatura se mantiene constante a 18ºC aproximadamente hasta los 100 metros, donde se incrementa 3ºC. Esta energía ahorra una media del 50% de la factura de la electricidad, mismo porcentaje en el que se estima que reduce las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

¿Cómo aprovechar la energía geotérmica para una vivienda?

Para poder obtener todo el rendimiento posible de esta constancia en la temperatura terrestre, se necesita hacer perforaciones en el suelo de 15 centímetros de diámetro, variable según cada caso (espacio a climatizar, terreno para sondas, condiciones geológicas)

En estas perforaciones se colocan las sondas geotérmicas: unos tubos de material flexible rellenos de líquido, el cuál va a producir el intercambio de calor. Ambos materiales son totalmente inertes para el medioambiente por lo que la energía geotérmica es una energía sostenible además de renovable.

El líquido circula por un circuito cerrado realizando el intercambio de calor en una profundidad entre los 50 y los 100 metros. Aunque este tipo de circuitos son los más comunes, también existen circuitos horizontales para instalar cuando no es posible alcanzar la profundidad necesaria. Para poder obtener energía geotérmica a través de un circuito horizontal, éste debe estar enterrado a una profundidad mínima de 1,50 metros bajo una capa de tierra vegetal o cubierta verde.

El sistema de circuitos horizontales es menos ventajoso que el vertical, ya que necesita una superficie mayor en extensión para su instalación y el alcance de las temperaturas óptimas para el intercambio de calor no está siempre garantizado.

Además de las sondas, para que el sistema funcione se necesita una bomba de calor geotérmica que debe adecuarse a las necesidades según las dimensiones de las viviendas que se quieran climatizar con energía geotérmica.

Ventajas de la energía geotérmica para una vivienda

Económicas:

  • Ahorro de hasta la mitad de la factura eléctrica
  • Subvenciones disponibles por parte de las Administraciones al tratarse de una energía renovable.
  • Costes de mantenimiento muy reducidos y larga vida útil

Para la salud:

  • Eliminación del riesgo de la transmisión de legionelosis al no haber torres de refrigeración

Medioambientales

  • Energía 100% procedente de medios naturales sin procesos químicos intermedios.
  • Reducción de las emisiones de CO2 en torno a la mitad
  • Muy bajo impacto acústico

Arquitectónicas y constructivas

  • Respeta la estética de la edificación.
  • Ahorro en superficie útil de la vivienda
  • Funcionamiento independiente de las condiciones climatológicas
  • Aceptado y válido para las exigencias indicadas en el Código Técnico de la Edificación

Website Comments

  1. Akiter Renovables
    Responder

    La duración e inversión de este tipo de instalaciones hacen de la geotermia una de las fuentes más seguras y útiles en el entorno actual, así que ahora solo queda que los gobiernos apuesten por ellas y dejen de dar la mano a las fuentes tradicionaes basadas en combustibles fósiles, lo cual es complicado.

Deja un comentario