Durante el 2016 ya pudimos ver en distintas ferias y eventos del sector de la construcción, como Construtec, procesos tan asombrosos como la construcción de una vivienda de tres plantas con tan solo 5 trabajadores. Esto es posible gracias a la construcción industrializada, un sector en boga, cuyos avances tecnológicos van a transformar el sector de la construcción.

En la última década, todos los sectores han sufrido grandes revoluciones debido al desarrollo de las tecnologías inteligentes y, aunque más despacio, el sector de la construcción ya está en pleno proceso de implantación de las mismas. Los grandes retos que tiene sector por delante se basan en tres pilares: los tiempos, las calidades y la economía. Siendo este último el más destacado e influenciado por los dos anteriores.

La construcción modular, o industrializada, nace con el fin de mejorar los tiempos de ejecución, aumentar los niveles de calidad de la edificación final y ser rentable. Si bien los comienzos fueron complicados debido al arraigo de los modos tradicionales en las empresas constructoras, ahora parece que su progresión es totalmente imparable.

Ya hemos visto como, en tan solo 9 meses, mediante la construcción modular se pueden construir edificios de hasta 20 plantas con estructuras prefabricadas o 60 viviendas de hormigón prefabricado, frente a los dos años que se tardaría en la edificación tradicional.

Las edificaciones pasan de construirse a fabricarse, y por ello los niveles de calidad resultantes son mucho mayores. Todas las “piezas” de la edificación se realizan fuera del emplazamiento final de la misma, en fábrica, con una programación estricta y evitando todas las incertidumbres sobre el resultado.

Otra de las particularidades de la construcción industrializada es su gran adaptabilidad, ya que una vez terminado el proceso de fabricación, la edificación puede colocarse a nivel de suelo, para la ampliación de edificios ya existentes, o incluso para aprovechar el remanente de edificabilidad de algunas azoteas. Hasta podrían ser trasladadas de una ubicación a otra.

Debido a todos estos avances y a la enorme reducción del impacto ambiental con respecto a la construcción tradicional, la industrialización de la construcción se plantea como uno de los procesos clave para la transformación del sector y el nacimiento de una nueva era para la edificación residencial.

Deja un comentario